Saludo a los profesores del colegio, de parte del equipo directivo.

El Ciclo Lectivo 2020, comenzó con la amenaza de un virus desconocido que empezaba a viajar de país en país. Nos parecía lejano, no creíamos que podría llegar.

El 11 de Marzo realizamos la apertura oficial de nuestras escuelas secundarias en la provincia de Buenos Aires, con gran incertidumbre, pero proyectando nuestro año escolar con el entusiasmo que nos caracteriza. Pocos días después las autoridades decidieron que las escuelas debían cerrarse.Todos los docentes, los alumnos y alumnas debían quedarse en sus casas, para cuidarse y, sobre todo, para cuidar del “otro”.

Casi sin caminar juntos por los pasillos del Colegio, casi sin habitar nuestros salones y nuestra querida sala de profesores, el 2020 nos desafió a seguir siendo escuela, aún con las puertas cerradas del edificio.

Gracias a la espontánea respuesta de nuestros queridos docentes, pudimos construir una escuela remota con puertas abiertas. Si, abierta, porque no hemos dejado de enseñar y de acompañar a nuestros queridos estudiantes durante todo este tiempo. Porque sostenemos un vínculo de acompañamiento entre docentes, estudiantes y sus familias.

Cada uno de ustedes, desde sus hogares, construyeron puentes para mantener vivo el vínculo pedagógico, asumiendo una tarea indelegable: el derecho de las niñas, niños y adolescentes a la educación.

Esto fue posible porque a este equipo docente lo caracteriza la creatividad, el ingenio, la alegría, la vocación, pero, y sobretodo, la pasión por enseñar con amor a nuestros queridos estudiantes.

De este tiempo nos llevamos grandes aprendizajes:
El docente es un eterno estudiante, siempre aprendemos, más aún en los tiempos difíciles.
El trabajo en equipo es posible, y es la mejor forma de que todos brillemos pudiendo brindar lo que mejor hacemos.
Somos una comunidad. Aún sin compartir espacios, construímos un vínculo sustentado  en una misión muy especial, la de educar a nuestros niños, niñas, adolescentes y jóvenes, con amor.

Hoy, seguimos desafiados a seguir caminando de esta manera. Seguimos aceptando el reto, porque amamos enseñar y seguiremos buscando la forma de que nuestros alumnos amen aprender.

Porque sabemos que no ha sido fácil.

Porque sabemos que han hecho un esfuerzo muy grande.

Porque, día a día, han dicho PRESENTE.

Hoy les queremos decir:

GRACIAS POR SU LABOR, SU VOCACIÓN Y POR LA PASIÓN CON LA QUE ENSEÑAN.

GRACIAS POR ENSEÑAR, AL ESTILO CHAMPAGNAT, CON AMOR HACIA NUESTROS ESTUDIANTES.

GRACIAS POR TRANSFORMAR SUS HOGARES, BUSCANDO EL ESPACIO PARA CONTINUAR CON ESTA MISIÓN.

Finalmente, gracias por acompañar a este nuevo Equipo de Gestión, en este tiempo de tantas turbulencias. Han sido para nosotras, grandes compañeros.

Estamos orgullosas de todo el Equipo Docente de Secundaria.

¡Feliz día a todo el personal docente del Nivel Secundario, de nuestro querido Colegio San José, Hnos. Maristas!

Deseando que nuestra Buena Madre los ilumine y los proteja, los abrazamos fuerte, este año, de manera virtual.

Belén y Vanesa